A pesar del desarrollo tecnológico y de la automatización de buena parte de los procesos internos de las empresas, el factor humano sigue siendo esencial para el éxito de cualquier proyecto. Consecuentemente, la atracción de nuevos talentos es indispensable para la supervivencia de las empresas. Con todo, muchas veces se echa el resto para contratar a los mejores profesionales y, una vez alcanzada esta meta, no se hace nada para retenerlos. Evita esta situación siguiendo una serie de consejos.

La persona que hay tras el currículum

Un error habitual en cualquier proceso de selección de personal es limitar el análisis de los candidatos a la información presente en sus currículum. Lógicamente, parámetros como la experiencia, la formación o las habilidades tecnológicas son esenciales para tomar una buena decisión. Esto no debería apartar por completo un examen más personal de los profesionales disponibles. Conocer su personalidad y sus aspiraciones permite intuir si realmente encajarán en nuestro proyecto y si se mantendrán en él durante mucho tiempo.

¿Qué es lo que necesita tu empresa?

En ocasiones, cuando se decide contratar a más profesionales no se conoce con exactitud qué perfiles son los que más necesita la empresa. Conviene tener en cuenta si los nuevos empleados se limitarán a una serie muy específica de tareas o si resulta más interesante disponer de trabajadores polivalentes. De igual modo, una vez que se haya concretado al máximo el perfil ideal, urge ser igualmente claros a la hora de presentar la oferta de empleo, para atraer preferentemente a profesionales que respondan mejor al perfil deseado.

Un sistema interno de gestión de problemas

Debemos tener muy claro que, independientemente de nuestra filosofía corporativa o de los mecanismos de selección de personal, nuestro equipo humano no está exento de problemas. Como en cualquier otro foco de interacción humana, las discusiones y los conflictos entre compañeros no pueden evitarse al 100%. Por ello, disponer de un sistema de mediación o gestión de problemas puede ayudar a disipar tensiones internas y contribuirá a una mejor tasa de retención del talento.

El valor del liderazgo

Por último, hay que recordar que la posibilidad de que alguien abandone nuestro equipo estará siempre sobre la mesa. Para impedir que una salida crítica se convierta en una salida múltiple (es decir, que otros empleados abandonen la empresa), es necesario que el líder genere confianza, restando importancia a cualquier ausencia y asegurando la continuidad del proyecto.

No pierdas a tus mejores efectivos. Entra en esta página con frecuencia para descubrir las mejores recomendaciones.