Select Page

Que el desarrollo tecnológico está cambiando de manera decisiva la manera en que gestionamos nuestros negocios es más que evidente. Las empresas están cada vez más obligadas a prestar atención a las demandas que surgen en el mercado, particularmente entre los usuarios más jóvenes. Y es que, actuar con rapidez puede situarnos en una posición muy ventajosa respecto a la competencia. Si buscas ideas disruptivas para tu negocio, presta atención a las siguientes tendencias comerciales que se están consolidando en 2017.

El primer aspecto que llama nuestra atención es el creciente interés por todo aquello relacionado con la nutrición. En lo que parece una tendencia global, los servicios de salud, ‘fitness’ y buena alimentación están registrando notables crecimientos en cuanto al número de usuarios. Ciertamente, mantener un estilo de vida sano es una inquietud sumamente recomendable. Si además somos capaces de rentabilizar esta tendencia de algún modo, mejor que mejor.

Con una filosofía similar, aunque más orientada a la preservación del medio ambiente, el modelo ‘Going Green’ es otra apuesta segura. Los consumidores están cada vez más concienciados sobre la necesidad de adoptar hábitos sostenibles y las empresas empiezan a tomar nota. Los productos ecológicos ya no se limitan a la alimentación, puesto que cualquier artículo fabricado puede exhibir un sello que acredite que puede ser reutilizado o que su producción no genera residuos tóxicos. La mentalidad ‘verde’ avanza.

Otro importante nicho comercial que hemos detectado en el mercado es la demanda de servicios de apoyo tecnológico por parte de empresarios y emprendedores. Al hilo de lo que comentábamos al principio, la tecnología es una parte esencial de los negocios actuales y los usuarios menos doctos en la materia no quieren quedarse al margen. Por ello, las plataformas que ofrecen herramientas y recursos técnicos sencillos a estos empresarios viven su particular edad de oro.

Para despedirnos, no podemos olvidarnos de una de las tendencias que ya mueven más dinero en todo el mundo y que siguen lejos de haber tocado techo: los portales que ponen en contacto a vendedores y compradores. A decir verdad, el éxito de modelos como los de eBay, Amazon o Pixmania avala las inversiones en este sector. Por otro lado, este formato no se limita a la venta de productos, también contempla la prestación de servicios. Uber, por ejemplo, posibilita que conductores particulares cubran las necesidades de transporte privado de otros usuarios.