Select Page

La productividad se ha convertido en el auténtico caballo de batalla para las empresas que aspiran a competir con éxito en entornos cada vez más globalizados. No en vano, hasta la merma más pequeña en la productividad puede provocar aumentos en los costes, afectando al atractivo que estos productos o servicios tienen para los consumidores. Si tienes una empresa y no quieres llevarte sorpresas en los resultados, tal vez te interese utilizar algunas de las siguientes herramientas para medir la productividad de tu plantilla.

WorkiQ

La computadora es la base de la gestión administrativa y por ello es la que ofrece datos más fiables sobre la productividad de los trabajadores. WorkiQ es un software que examina diferentes parámetros y muestra los datos en tiempo real. El programa recopila la información y realiza comparaciones entre los empleados, al tiempo que también sirve para supervisar a profesionales que trabajan desde casa.

Time Doctor

Es una de las aplicaciones más utilizadas por los empresarios. En este caso, el tiempo es la variable en la Time Doctor pone el acento, siendo particularmente útil para evitar distracciones y retrasos injustificados. Cada tres minutos (u otro lapso de tiempo definido), el programa comprueba que el trabajador se mantiene en su puesto y activo. Otra opción interesante es la de priorizar las tareas más urgentes, función que sirve a los trabajadores para administrar mejor el tiempo.

Asana

Este recurso está claramente orientado a mejorar la rentabilidad de la empresa, de ahí que ponga el acento sobre el impacto del rendimiento laboral en los presupuestos de la compañía. Entre otras funciones, es posible asignar tiempos de trabajo a los empleados tanto de manera individual como en equipo. Puede ser de gran utilidad para aquellas empresas que reciban muchos pequeños encargos.

Trello

No pone tanto el acento en la productividad como en la administración de las tareas pendientes pero qué duda cabe que ello puede contribuir a mejorar el rendimiento del empleado. Es una de las herramientas más sencillas de utilizar por parte del empresario, especialmente en las compañías de pequeño tamaño.

Desk Time

Mide las horas trabajadas por cada empleado y el grado de avance en los diferentes proyectos en los que este participa. A partir de ahí, es posible detectar fallos de concentración o ausencias injustificadas, en tanto el rendimiento por hora trabajada descenderá de manera visible. También traza comparaciones entre toda la plantilla.